noviembre 2010 | Amandor
Sígueme en Twitter

Kimática

Cuando se habla de los malos tiempos en los que estamos viviendo, ya sea por las dificultades personales por las que estamos atravezando, o porque nos limitamos a ver lo cruda de la situación a nivel general en nuestra humanidad, en nuestro sistema y nuestras instituciones ya sean religiosas o gubernamentales entramos a una etapa de crisis y crítica con fundamentos... pero no vemos la solución a ellos y, por el contrario, les damos más poder para que se continúe generando ese círculo vicioso, en lugar de formar una espiral de evolución y avance.

El cómo alcanzar "Una conciencia unificada", "Una conciencia de servicio, respeto y amor" es lo que necesitamos en este momento para poder cambiar nuestro sistema de destrucción, hacia nuestro planeta y hacia nosotros mismos.

Por eso creo que es muy especial este video, pues nos ayuda a reflexionar sobre nuestro propio papel... ¿Cómo nos ayudamos para alcanzar el cambio que necesitamos y que tanto anhelamos?




Creer es Crear

 El presente texto no es de mi autoría, es el que acompaña al film en el lugar donde se encontró. 

Esta no es una película de ficción: la vida es un hecho real.

Trata sobre el camino personal del yo soy, y sobre el destino colectivo del todo somos uno. Es un mensaje de corazón a corazón, sin intermediarios. Habla, desde la visión maya, del colapso del viejo sistema de creencias y el renacimiento del ser humano.
 

Todo colapso conlleva un renacer. Tiene que ver con México. Y con América Latina. Y con el mundo entero. El mensaje es galáctico.
 

Es una película de alta vibración. Un regalo.

Si te gustó este video, que no lo dudo, y quieres contactar a sus creadores, puedes ir a su web principal: Creer es Crear.



One, Todos Somos Uno

 El presente texto de inicio no es de mi autoría, es el que acompaña al film en el lugar donde se encontró.

‘ONE, Todos Somos Uno’ se creo para incrementar la conciencia de las conexiones que todos compartimos. Para recordarnos cuales son nuestras similitudes y celebrar, al mismo tiempo, nuestras diferencias. Para dejar que la energia positiva emerja en un mundo cada vez mas desconectado y fracturado. El concepto de la pelicula es simple: preguntar 20 de las cuestiones mas trascendentales de la vida a los grandes maestros y a gente comun de hoy en dia. Luego simplemente dejar que fluya el dialogo. El resultado es una pelicula que ha provocado el dialogo en los seis continentes y en todos los lugares donde se ha proyectado – desde graneros a prisiones pasando por universidades y salas de cine – ‘ONE Todos somos uno’ nos recuerda que todos estamos unidos en un viaje hacia la mutua compresion, que forje nuestras conexiones con los otros y clarifique nuestro destino y el sentido mismo de la vida. En esta pelicula, todos somos uno.  


Simbolismo de los Arcanos

El sistema simbólico del Tarot consta, por lo general, de un mazo de 78 cartas divididas en dos grandes grupos:

  • 22 Arcanos Mayores o Athus: que representan los principios universales, las experiencias de vida y el crecimiento; es decir que son etapas por las que el ser Humano ha de transitar. Cada una de estas cartas tiene una estrecha relación con el alfabeto hebreo y los veintidós senderos de conexión entre las diez Sephirot del Árbol de la Vida. Así mismo, estas cartas se dividen en tres septenarios que corresponden al espíritu, al alma y al cuerpo, donde cabe resaltar que la carta del Loco representa al gobierno de los septenarios; es así que las encontramos organizadas:

(Revisa cada carta, su simbología y explicación están a tu alcance)



  • Y 56 Arcanos Menores compuestos por cuatro familias correspondientes a los palos del naipe:
Bastos: el Mundo Arquetípico, Mundo Divino, Mundo de las Emanaciones o también llamado en la Cábala como el mundo de Atziluth cuyo elemento es el fuego. Este palo simboliza el instrumento de la autoridad y representa al pueblo y a los artesanos.

Copas: representan al Mundo Creativo o llamado Mundo de Briah cuyo elemento es el agua. Las Copas aluden a los sentimientos, al misterio, a lo femenino, al estado receptivo. Representan al clero.

Espadas: son el Mundo Formativo y de los Ángeles o Yetzirah; su elemento es el aire. Aluden a la mente y los militares pues es el símbolo de la lucha, la destreza y el poder de los nobles.

Oros: representan al Mundo Material, Mundo de la Acción o Assiah cuyo elemento es la tierra. Este palo simboliza el dominio y la riqueza; representa al rey y los banqueros.

En cada una de estas familias de palos se hallan dos grupos: las cartas cortesanas que corresponden al Rey, Reina, Caballo y Sotas, y las 10 cartas numeradas como representación de cada Sephirot; es decir que en total se hallan 16 cartas cortesanas y 40 cartas numeradas en los 56 Arcanos Menores.

El Origen del Tarot

 La puerta a nuestra psique

1432 - 1466,  Tarot Sforza-Visconti, La Papisa
El Tarot, ese juego de naipes que por generaciones ha despertado el interés de la gente, es en sí una compilación simbólica de los principales aspectos de la vida del hombre. Su historia se pierde en los orígenes del hombre cuando se comenzó a plasmar en símbolos toda la sabiduría que se iba adquiriendo sobre el mundo, el entorno y el mismo Ser humano; mas para hallar su tradición es necesario remontarse al antiguo Egipto y sus pirámides: la cuna de las civilizaciones existentes y de las principales religiones que conocemos hasta el día de hoy.

Se dice que fue Hermes Trimegistro el que dejó este legado para la humanidad; el padre del Hermetismo es identificado como el mismo dios Thot quien era el mensajero de los dioses y tenía el conocimiento de las palabras de poder con su correcta pronunciación. Sus semejantes divinos en las religiones politeístas griega y romana son Hermes y Mercurio respectivamente.

1760, Tarot de Marcella, Los Enamorados

Sin embargo, su historia está envuelta entre mitos y leyendas que no se limitan a hablar sobre dioses; se dice que Hermes fue rey de los egipcios mucho antes que Menes fuese el primer faraón conocido, de acuerdo con la cronología que se estudia del actual Egipto. Pues según los mismos egipcios su historia inicia mucho antes con una legendaria dinastía de Reyes-Dioses, quienes fueron los primeros en colonizar la tierra de Khem, conocido hoy como el alto Egipto, los cuales reinaron durante miles de años.

Los hebreos, por su parte, lo llamaron Enoch quien era el séptimo patriarca después de Adán e inició a Abraham en los secretos de la existencia, pues Enoch recibió el conocimiento de La Torah ( la Ley ) directamente de los ángeles comandados por Miguel; para los griegos su nombre era Cadmo, fundador de Jerusalén, y más tarde lo llamaron Hermes Trimegistro, por la semejanza del rol de mensajero de los dioses de su mítico dios Hermes; mientras otros afirman que fue un grupo de sabios, magos, filósofos y Hierofantes de diferentes culturas, orientales y occidentales, cuyas místicas y enseñanzas fueron reunidas y enriquecidas en Egipto; mientras otros tantos dicen que fue un Avatar o Maestro Espiritual Ascendido como lo fueron Krishna, Gautama el Buda, Jesús el Cristo, Juan el Bautista, el Rey Salomón y Mahoma entre otros.

1880, Tarot de Piamontes, La Estrella
Se dice que Hermes o el dios Thot desempeñaba las funciones de intermediario entre los dioses y la raza de los hombres, era el Señor de la Escritura , de la Palabra y del Sabio Pensamiento; era el guardián del inframundo y el iniciador en los Misterios a los elegidos entre los hombres.

Desde entonces, al interior de las pirámides egipcias se hallaban cámaras secretas, de las cuales aún quedan vestigios, que fueron construidas para ser utilizadas por las escuelas de conocimiento en los rituales de iniciación de sacerdotes o Hierofantes; entre estas cámaras se encontraba una en particular: La Sala de los Arcanos, lugar en que se descubrieron las primeras pinturas que conformaban el libro de tradición más antiguo, cuyas imágenes constituían un código o lenguaje sagrado.

En cada tablilla además de la pintura se hallaba impreso un jeroglífico y un número. Este conjunto de símbolos: pintura, jeroglífico y número era el que los aspirantes al sacerdocio debían develar, por voluntad propia, para lograr llegar a La Corona de los Magos; por lo tanto, el contenido de estas obras constituían el alfabeto de quienes conocían las claves, leyes y principios universales.

1890, Tarot de Golden Dawn, La Justicia
Se dice que este alfabeto, expresado en un lenguaje ternario donde cada número, jeroglífico e imagen tiene una repercusión en el mundo divino, intelectual y físico, es el que se conoce hasta estos días como los 22 Arcanos Mayores o Athus y los 56 Arcanos Menores del Tarot, cuyas imágenes con el transcurso del tiempo fueron simplificadas hasta convertirse en los alfabetos y números conocidos actualmente.

La palabra Arcano entonces está íntimamente ligada al nombre de la sala en la que se encontraba dicho alfabeto, la cual tomó esta denominación debido a que en ella se guardaba sigilosamente la sabiduría más profunda sobre el universo. La palabra Arca, en términos generales, se refiere literalmente a un cofre donde se almacena un contenido, sea éste la vida y/o el conocimiento.

Durante un tiempo, los símbolos de los Arcanos fueron plasmados en libros y tablillas de oro sagradas para ser trasmitidos a los sabios de diferentes culturas y lenguas. Al ser obras de contenido simbólico podían ser trasmitidas a todo aquel que tuviese la comprensión sobre sus representaciones y fue así que se conservó la tradición.

1910, Tarot de Rider, El Carro
Sea cual fuere el origen del Hermtismo: de un legendario personaje al que se le llamó Thot, Enoch, Cadmo o Hermes Trimegistro, o de la fusión del conocimiento y misticismo de los sabios, Hierofantes y filósofos de diversas culturas y religiones tanto de oriente como de occidente, se puede decir que el conocimiento transmitido bajo su nombre es, en definitiva, el núcleo y a la vez la fusión de los diferentes saberes que tuvieron su máximo desarrollo en tierras egipcias y que constituyen la base de todas las religiones hasta hoy existentes. Por lo tanto, el Tarot al ser el libro más antiguo de la tradición construido con un profundo simbolismo de los saberes en los planos divino, intelectual y físico también lo es.

Su difusión y esparcimiento histórico por el mundo se inició con la persecución contra los Hierofantes, debido a una orden faraónica que en su afán de mantener el poder apoyaba el auge del politeísmo, razón por la que los sacerdotes se vieron forzados a proteger toda la sabiduría y conocimiento. Fue así que se entregó a los gitanos el código que con tanto sigilo había sido exclusivamente conocido por los iniciados.

Los Arcanos en manos de los gitanos, quienes vivían como nómades y eran considerados superficiales y frívolos, estaban seguros: viajarían por diversos lugares y serían vistos por quienes podían mantener el conocimiento sin peligro alguno; incluso algunos dicen que la denominación de las cartas como Tarot se debe a que en Caló, el idioma de los gitanos, Tar significa baraja; mientras otros afirman que su nombre se debe a sus orígenes egipcios en los que en su lengua Tar significa sendero y Ro, real.

Sin embargo, es posible que las palabras en general tuviesen una íntima relación gracias al cercano nexo entre los pueblos que en ese entonces prevalecía y que sus variantes significativas se debieran exclusivamente a la cultura y su cotidiana utilización.

1947, Tarot de Crowley, El Diablo
Además, cabe recordar que Enoch, el mismo Hermes Trimegistro, fue quien recibió directamente de los ángeles comandados por Miguel la sabiduría de la Ley , la Torah , por lo tanto el término de Tarot está familiarizado con la palabra Torah, la más antigua de las tres partes en que se divide la Biblia hebrea; para los Cristianos este es el mismo Pentateuco en el que se hallan los libros: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

Así mismo, esta denominación tiene una estrecha vinculación con la palabra Throa cuyo significado es “ La Puerta ”, la cual posee el mismo valor numérico que la Torah por estar constituida con las mismas letras. A este juego de cambiar la posición de los caracteres para hallar nuevos significados y cuyo valor numérico es igual se llama Temoura; y desde éste se pueden hacer otras palabras que también están ligadas con la palabra Tarot, utilizando sólo sus primeras cuatro letras. Dichas palabras provienen de vocablos latinos y son:
  • Taro: “Que hace girar”
  • Rota: “la rueda de la Vida y de la Muerte ”
  • Orat: “El hombre que reza”
  • Ator: “ La Gran Madre (Hathor, Athor o Ator)”
Esta relación de palabras se resume en una sola frase: “ La Ley de la rueda de la vida y la muerte habla de la Ley de la Gran Madre ”.

A principios de la Edad Media , cuando los gitanos llegaron a Bohemia, el Tarot llegó a Europa y se extendió hacia el oeste del continente hasta llegar al sur de Francia. Fue allí donde se dio origen al Tarot de Marsella, en el año 1760, como actualmente se conoce una de sus tantas barajas; pues muchos pintores europeos, cautivados por la belleza de las imágenes, se inspiraron en el Tarot para pintar las diferentes versiones que actualmente existen de éste.
En realidad, la primera de las barajas conocidas fue la que pintó Bonifacio Bembo, aproximadamente entre 1432 y 1466, quien para regalo de bodas de Sforza - Visconti dibujó como Sacerdotisa a Manfreda Visconti, quien fue quemada viva en el año 1300 por encabezar una herejía razón por la que en algunas barajas se le denomina a la Sacerdotisa como la Papisa.

Las diferentes barajas fueron desde entonces utilizadas para juegos por quienes no conocían su significado; para el estudio de la simbología por los eruditos en el tema, la cábala y la astrología, entre otros; y por quienes las utilizaron como instrumento adivinatorio, pues el Tarot es en sí un instrumento con el que se contacta con lo Divino y los arquetipos impresos en el subconsciente del Ser Humano.

Fue en 1846 que Eliphas Levi descubrió la relación del Tarot con el alfabeto hebreo y por lo tanto su relación con la Cábala , la cual plasmó en su libro “Dogma y Ritual de Alta Magia”, donde se afirma que Dios creó al mundo en cuatro etapas o mundos (Arquetípico: Dios nombró; Creativo: Dios creó; Formativo: Dios formó y el Material: Dios vió) que concuerdan con el nombre divino Yod Heh Vav Heh; este nombre también se relaciona con los cuatro personajes de la corte (Rey: Chispa Divina; Reina: Alma; Caballo: Cuerpo Astral; y Sotas: Cuerpo Físico) y a los cuatro palos del naipe (Bastos: mundo arquetípico cuyo elemento es el fuego; Copas: mundo creativo cuyo elemento es el agua; Espadas: mundo formativo cuyo elemento es el aire; y Oros: mundo material cuyo elemento es la tierra) , así como con las diez Sephirot del Árbol de la Vida que representan a las diez cartas que se encuentran numeradas.

Es así que a lo largo de la historia el Tarot ha tenido diferentes funciones y finalidades como el guardar el conocimiento más profundo sobre el Ser Humano, sus comportamientos, entorno y relación con lo Divino, hasta como juego y adivinación.

Se conocen muchas barajas que han sido también recreadas a lo largo de la historia, las cuales tienen algunas variaciones en sus imágenes y enriquecimiento semiótico, gracias al trabajo de los artistas y eruditos en el tema, sin cambiar su esencia.

Mas lo importante es que el Tarot es tan vigente como lo fue cuando tuvo sus orígenes en Egipto; pues este contiene todo el conocimiento y sabiduría sobre el Ser y al conocerlo a profundidad se encuentra que contiene todos los arquetipos y comportamientos que el Ser Humano tiene impresos en su psique, razón por la cual Carl Jung también se encontró muy interesado en su estudio.

El Tarot es la puerta a nuestro mundo oculto que siempre está presente y opera cotidianamente en nuestras vidas de forma inconsciente; es una puerta para conocer nuestra alma que al abrirla nos permite un viaje al centro de nuestro Ser y nuestra verdadera esencia.

Simbología de los números

Para comprender las características y cualidades que simboliza cada número es necesario hacer una mirada inicial a las clasificación que se hace en numerología a cada uno de ellos. En esta clasificación ingresa cualquier número al ser reducido a un sólo dígito, pues es la cifra reducida la que nos indicará su vibración:

1. Los números de acuerdo al principio de la dualidad: 
  • Los números masculinos o yang son los números impares 1, 3, 5, 7, 9: son analíticos, racionales, agresivos, competitivos, independientes, orgullosos, seductores, combativos y fecundos; estos números gastan su energía de forma rápida y corresponden los elementos de fuego y aire. 
  • Los números femeninos o yin son los números pares 2, 4, 6, 8: son protectores, pacientes, sensibles, emotivos, preocupados por los demás, familiares, sociables, intuitivos, flexibles, pacíficos y cooperativos. A este grupo pertenecen los elementos de agua y tierra.
2. Los números de acuerdo al elemento:  

  • Los números de fuego: a este grupo pertenecen los números 1, 5 y 9; son líderes innatos, pioneros, idealistas, soñadores e impulsivos.
  • Los números de agua: a este grupo pertenecen los números 2 y 6; son sensibles, disponibles, dulces, misteriosos, emotivos y amorosos.
  • Los números de aire: a este grupo pertenecen los números 3 y 7; son dinámicos, analíticos y pensadores.
  • Los números de tierra: a este grupo pertenecen los números 4 y 8; son trabajadores, gestores, conservadores, organizadores y estructuradores.
3. Los números de acuerdo al lugar de la acción:

En realidad a cada uno de los elementos pertenecen dos números que trabajan en ámbitos diferentes; uno es exterior y otro es interior. Con una particular excepción en el elemento fuego al que pertenecen tres números, uno de los cuales trabaja en los dos ámbitos.

  • Números que se proyectan al exterior: son el 1, 3, 6, 8. El ámbito en el que se desenvuelven es más hacia el medio ambiente, el cuerpo y todo lo que les rodea; trabajan hacia los otros y lo otro; lo visible.
  • Números que se proyectan al interior: son el 2, 4, 7, 9. El ámbito del que se ocupan es el alma, el espíritu, las emociones, lo que no se ve.
  • Número que se proyecta tanto al exterior como al interior: es el 5. Trabaja tanto en el cuerpo, el medio ambiente y el entorno como en el alma y el espíritu. Explora tanto las facetas visibles como invisibles del ser humano y su entorno.
Hasta aquí la clasificación de cada uno de los números. Ahora veamos a cada uno de ellos desde su grafología y su significado; cabe destacar que iniciamos desde el cero, aunque ninguna reducción nos dé este número como producto:


0
Grafismo:
Vacío, círculo en expansión ilimitada de las vibraciones y de las energías, que progresan en el seno del espacio y del tiempo.
Palabras Clave:
Vacío, lo no manifestado, noción de infinito con un poder inmenso. El Todo y la Nada.
Arbol de la Vida:
Ain Soph Aor
Ain Soph
Ain
El Poder de la Nada:
Aunque no aparece en las reducciones, es un número que potencializa a los números que lo acompañan. Entre más ceros tenga un número, éste posee más fuerza. 1, 10, 100, 1000…

El cero es la representación del vacío, lo no manifestado, que existe antes de la creación del cosmos y la vida. Es el punto desde el cual se inicia el conteo del tiempo. Es el momento anterior a la concepción y el momento posterior a la muerte. Es lo invisible. Es lo infinito. Es la serpiente que atrapa su cola con la boca, viviendo de sí misma y rodeando todo lo existente.

Posee todo el potencial de ser llenado y el poder de expanción ilimitada de las vibraciones que lo acompañan.

1
Grafismo:
Linea vertical que representa el guión entre arriba y abajo, lo divino y lo material. Un hombre de pie.
Palabras Clave:
Unidad, Dios, padre, líder, pionero, sol, independencia, iniciativa, mental, rapidez, ego, conciente.
Clasificación:
Masculino, yang, exterior, fuego.
Figura:

               Arbol de la Vida:
Kether
(Corona, conciencia cósmica)
El Origen: 
Es la representación de Dios, de la unidad creadora y modelo del padre, es la fuente de vida original. Su verbo es “Hacer”. El 1 es el inicio que se encuentra en constante movimiento; es el punto de origen y el espíritu que puede encontrarse en todas las cosas sin cambiar los otros números (9/1=9; 5/1=5), ni las figuras de los objetos.

El 1 viene del infinito y es el símbolo de una potencia totalmente nueva, lo que lo hace ser por momentos ingenuo y bastante entusiasta. Es orgulloso, seguro de sí mismo, dominador, voluntarioso y siempre busca imponerse ante los demás. Es rápido en sus pensamientos y su objetivo, además de ser el líder o pionero en nuevos caminos, es defender y afirmar su ego y su identidad.

Para el 1 es frustrante no tener reconocimiento y, por ende, necesita siempre ganar, vencer y dominar. Está en una constante búsqueda de retos, en los que generalmente actúa solo sin importar la opinión de los otros y no presta mayor atención a su estado anímico.

Posee la impresión de saberlo todo y ser el mejor; le gusta ser escuchado mas no le interesa escuchar a los demás; es así que puede actuar de forma descontrolada, inflexible, egoísta y autoritaria. Le gusta hacer todo con rapidez, por lo que puede ser bastante impaciente e irritable.

Para el 1 es importante lanzarse y dejar huella en la vida de los demás. Siempre desea ser el punto de referencia, vive a nivel de su mente y considera el exterior como valioso.
Fortalezas:
Iniciativa, decisión, independencia.
Orientaciones:
Acción, autonomía, autoridad.

2
Grafismo:
El número fluctúa entre la curva y la recta, lo que indica la adaptabilidad y la flexibilidad mental que se apoya en una base sólida que devela su necesidad de seguridad.
Palabras Clave:
Dualidad, polaridad, complemento, luna, madre, afectividad, receptividad, emoción, escucha, sensibilidad, comunicación, corazón, diplomacia, simbiosis, fusión, movimiento, intuición, cooperación, pareja, dulzura, ternura, inconciente.
Clasificación:
Femenino, yin, interior, agua.
Figura:

            Arbol de la Vida:
Hochman
(Sabiduría revelada)
La Manifestación:
Es el modelo de madre, la luna; es el número del cual nacen todos los números pares. Sin la existencia del 2 no existiría el uno ya que éste necesita del dos para poder manifestarse. Es el signo del cambio, la polaridad y dualidad. Representa el movimiento del uno y, por ende, es represetado por una la línea que simboliza la trayectoria del uno desde un punto a otro punto; también simboliza la unión entre las polaridades por lo que es conocido como el número de la asociación y la cooperación.

El verbo del 2 es “Ser y sentir lentamente”. El 2 descubre su afectividad y sus sentimientos más profundos; acoge las semillas y les proporciona calor y protección para que germinen. El 2 es la maternidad y la feminidad que desea hacerse amar, rodearse de amor, llenarse de dulzura, de ternura y vivir en sus sentimientos.


Necesita comprender que ya no hace parte de su propia madre y que posee una identidad propia y diferente. Tiene un miedo profundo a ser solitario y su objetivo en la vida es lograr una fusión.

Su falta de seguridad lo hace necesitar siempre la aprobación de los otros. Vive en dualidad entre su propio ser, incluso de sí mismo por la falta de sentido de identidad, y los otros; puede llegar a tener sentimientos de inferioridad al no tener el reconocimiento de quienes le rodean y tiene la impresión de que sin los otros no es capaz de alcanzar los logros que se ha propuesto.

El dos con su fineza y delicadeza puede cambiar el rumbo de las cosas o las opiniones de los demás. Es colaborador. Su mundo es el de la imaginación, el de los sueños razón por la que posee un gran potencial artístico.
Fortalezas:
Acoger, aconsejar, escuchar.
Orientaciones:
Sensibilidad, dulzura, receptividad.

3
Grafismo:
Sus tres puntas están listas para hacer el intercambio con los demás. La punta superior corresponde a la cabeza (la comunicación verbal y mental). La punta del medio corresponde al corazón (la comunicación sentimental). Y la punta inferior representa la comunicación corporal y sexual.
Palabras Clave:
La Trinidad, el método científico (tesis, antítesis y síntesis), es el destino (nacimiento, vida, muerte), es el pasado, presente y futuro, es el espíritu, el alma y la materia; es la comunicación, apertura social, grupo/comunidad, hermanos y hermanas, amistad, imaginación, expresión, creatividad, creación artística, compartir, generosidad, alegría, disfrutar.
Clasificación:
Masculino, yang, exterior, aire.
Figura: 
 

            Arbol de la Vida:
Binah
(Inteligencia, entendimiento concreto)
La Expresión de la Creación:
Es la primera expresión de la creación. Nace del 1+2, de los cuales reúne todas las cualidades. Es la síntesis y la clave de todo tipo de vida. Representa la trascendencia de la dualidad.

Es sensible, sensual e imaginativo. Necesita las relaciones humanas sean éstas sus hermanos, hermanas, grupo familiar, social, comunidad, organización, etc., pues su verbo es “comunicar y disfrutar” con los demás.

Por ende, el reconocimiento de los demás le es indispensable y de ahí saca toda su fuerza que le estimula los dones creativos; sin embargo, si se siente desplazado se bloquea y esto lo conduce a un profundo sufrimiento. Por ello, para mantener la atención vive pendiente de su imagen y si este rasgo es muy obsesivo lo puede conducir a la superficialidad.

Necesita tanto de un público propio que puede pasar su vida actuando en diferentes roles sin vivir su propia identidad; tiene un profundo miedo de la soledad; es como el niño interior que todos llevamos.

Le gusta expresarse con palabras, sonidos, música e imágenes para ser escuchado; y le gusta confiar en quienes le rodean.
Fortalezas:
Optimismo, espontaneidad, sociabilidad.
Orientaciones:
Contactos humanos, expresión, originalidad.

4
Grafismo:
Su grafismo es un conjunto de segmentos rectilíneos y rígidos. Lleva su cruz en sus piernas, expresando los esfuerzos necesarios para trasmutar los obstáculos de la tierra y las pruebas concretas en el camino para avanzar hacia la luz.
Palabras Clave:
Estabilidad, estructura, límites, trabajo, raíces, encarnación, disciplina, responsabilidad, prudencia, lealtad, lentitud, seguridad, tiempo, el concretar, esqueleto, la lógica y la razón, la deducción y la clasificación, estaciones del año, los puntos cardinales, los elementos naturales.
Clasificación:
Femenino, yin, interior, tierra.
Figura: 
 

            Arbol de la Vida:
Hesed
(Misericordia, abundancia)
La Estabilidad entre Espíritu y Materia: 
La abundancia es la transformación de la creación por medio del trabajo y eso es precisamente lo que representa el 4. Es estable, sencillo, tranquilo, perfeccionista, ordenado, serio, disciplinado, responsable y meticuloso. Tiende a ser estático por su dificultad para moverse pero una vez a emprendido el camino nadie lo detiene. El riesgo que corre es vivir únicamente en función del trabajo.

Aunque es un número femenino, en su modo de actuar muestra un miedo a abandonarse, a relajarse y dejar fluir, lo que le dificulta amarse a sí mismo. Es tradicional y preferiría siempre estar cerca al seno materno. Le falta flexibilidad; prefiere la rutina, las leyes, las normas y los puntos de referencia claros.

En definitiva su verbo es “trabajar” y su seguridad está en lo material, razón por la que prefiere ahorrar toda su vida; si esta característica se acentúa puede convertirse en tacaño y esclavo del mundo material.

Representa a:
  • Los cuatro Evangelistas.
  • Los cuatro puntos cardinales.
  • Las cuatro estaciones.
  • Los cuatro elementos: fuego, agua, tierra y aire.
  • Los cuatro temperamentos: bilioso, linfático, sanguíneo y nervioso.
  • Los cuatro aspectos de la materia: vegetal, animal, mineral y gaseosa.
  • Las cuatro funciones: sensación, intuición, pensamiento lógico y sentimiento.
  • El marco de nuestras vidas: hábitat, trabajo, cuerpo y raíces familiares).
Fortalezas:
Organización, tenacidad, estabilidad.
Orientaciones:
Trabajo concreto, control, preocupación por el detalle.

5
Grafismo:
La línea recta en la cabeza define un nivel mental potente, un intelecto incisivo, gran capacidad de análisis. La curva inferior representa la necesidad de vivir también al nivel de los sentidos, en una búsqueda permanente de nuevas experiencias y nuevas aventuras. En el hombre de Leonardo Da Vinci, representación del 5, la cabeza está orientada hacia el cielo, marcando la apertura mental; con los brazos abiertos como símbolo de su deseo de libertad y expansión; y sus piernas enraizadas, lo que da como significado la necesidad de tener raíces. Es la búsqueda de la sincronización y la armonía entre los deseos de su cuerpo y de su mente, el hombre completo. Con la estrella de 5 puntas también se representa a los 4 elementos dominados por la mente. Corresponde al hombre de pie entre el macrocosmos y el microcosmos, actuando como conexión entre el Cielo y la Tierra , lo divino y lo material.
Palabras Clave:
Libertad, energía, hombre, riesgo, desafío, búsqueda mental, apertura, curiosidad, independencia, viajes, movimiento, nómada, rapidez, impaciencia, adaptación, idiomas, hijo pródigo. Es el resultado de la suma de 2+3 ó 1+4
Clasificación:
Masculino, yang, fuego. Es el eje de los números del 1 al 9 por lo que trabaja tanto en el interior como en el exterior.
Figura:
            Arbol de la Vida:
Geburah
(Rigor)
Libertad y Conocimiento: 
El 5 es rebelde en su forma de pensar y vivir, no soporta las normas, las leyes o encontrarse encerrado en algún tipo de sistema. Su deseo es la libertad y el romper las barreras convencionales y rígidas preestablecidas. Su energía es muy activa y lo impulsa a realizar cualquier objetivo que desee.

Su verbo es “Moverse” y por lo mismo gusta de los viajes, el descubrir nuevos horizontes, culturas y posibilidades de experiencia.

Es un nómada que lleva en sí el deseo de retornar a sus raíces. Es bastante adaptable y se le facilitan los idiomas. Uno de los grandes errores del 5, por esa vida tan inquieta, es llegar a caer en los abusos de sus sentidos por lo que puede tener una gran propensión al tabaquismo, la droga y el alcohol. Al 5 le gusta la agilidad y la rapidez; debido a ello puede caer en el actuar impulsivo y agresivo por su impaciencia cuando sus acciones se ven demoradas.

Tiene una atracción especial por el aspecto exterior de las cosas por lo que busca la solución fuera de sí mismo. Por ello emprende caminos que lo conducen a ser aventurero y desconfía mucho en el mundo interior y sensible. Siempre está dispuesto a vivir desafíos físicos e intelectuales de un modo entusiasta.

Al ser conciente de su necesidad de introspección y de silencio interior, conecta las energías de su alma, encontrando su propio equilibrio, y se convierte en un ser magnético y seductor, capaz de potencializar lo mejor de sí.

Incluso en su figura, el pentagrama, se devela por primera vez esta necesidad de moverse libremente sin hacer trazo de alguna figura convencional, sea éste un cuadrado o un triángulo. Pues si se toma como origen la punta superior, la conexión con el cielo, haciendo el recorrido a cada uno de los extremos del pentagrama, se puede evidenciar su movilidad, la cual termina nuevamente en la misma punta, en la raíz donde se inició el recorrido. Es el 1 haciendo no sólo un recorrido al otro extremo, como lo representa el 2, sino el 1 moviéndose libremente por diferentes lugares hasta volver a su origen.
Fortalezas:
Libertad, movimiento, cambio.
Orientaciones:
Movilidad, experiencias, búsqueda intelectual.

6
Grafismo:
Su grafismo consta de una única curva que se envuelve sobre sí misma y que se eleva hacia el sol. La base redonda es como un vientre materno, confiable y dulce. Es como un feto replegado en su universo cerrado, que parece quedarse en la imprecisión de sus reacciones sensibles. Su sol está en el vientre y parecería ser un 0 (cero) en su interior, lo que indica que toda la creatividad puede potencialmente desarrollarse dentro de él. Es el 2*3 que se representa con la Estrella de Salomón (dos triángulos unidos), en la que el la punta que está orientada hacia el cielo simboliza la energía masculina y se une con el triángulo cuyo vértice apunta hacia la tierra representando la receptividad y la energía femenina; también representa "lo que está arriba es como lo que está abajo".
Palabras Clave:
Dulzura, ternura, sensibilidad, maternidad, interioridad, amor, responsabilidad, vulnerabilidad, familia, hogar, belleza, creación artística, generosidad, bondad, sacrificio, disponibilidad, sensualidad, ecología corporal, conciencia planetaria.
Clasificación:
Femenino, yin, exterior, agua. Las polaridades masculina y femenina se funden aquí para obtener el equilibrio.
Figura:
            Arbol de la Vida:
Tipheret
(Majestuosidad y belleza)
Armonía, Conciencia y Plenitud:
Es un número que está compuesto por la suma de sus divisores (1+2+3=6) y encierra magníficamente las propiedades del 3 y del 2 (2*3=6). Es decir, que es un número en el que se funden las polaridades femenina y masculina.

Su verbo es “Amar” de forma desinteresada y pura; esto lo demuestra en todos los ámbitos de su existencia en los que siempre busca la paz, el regocijo, el descanso, la ternura y la armonía, enfocando toda su energía hacia el sentir interior, a las emociones.
El 6 se propone “Dar y Recibir” sin distinción alguna, es la seguridad que se encuentra en el vientre materno. Está en busca de complacer a todos y conciliarlo todo a través del Amor, lo que lo puede llevar incluso a realizar su propio sacrificio.

Necesita de un ambiente que lo apoye, sea éste su familia o su comunidad. Y es tan sencillo que su felicidad la encuentra en la belleza, visible o no, de las cosas más simples.

Es muy afectivo y sensible; debido a ello es muy vulnerable por lo que tiende a desestabilizarse emocionalmente. Uno de sus principales problemas es su necesidad de confort, protección y seguridad, lo que pueden hacerlo ver como perezoso y abandonado por su necesidad de hacerse consentir.
Fortalezas:
Conciliación, ternura gratuita, responsabilidad afectiva.
Orientaciones:
Sentiso de la belleza, calor corporal, distensión natural.

7
Grafismo:
Es parecido al número uno; mas su diferencia es que el 7 está menos erguido debido a su ancianidad; su cabeza está inclinada debido al peso de su saber, de sus concepciones mentales y de sus normas morales. La recta superior indica que su mente alcanza la estabilidad y superioridad; sin embargo, su base es frágil y corre el riesgo de caerse. Por su exceso de mentalidad le ocasiona dificultades para vivir la vida material y dejar desarrollar sus sentimientos. Además de la estrella de 7 puntas, este número es también representado por el Candelabro hebreo.
Palabras Clave:
Espiritualidad, séptimo día, número sagrado, Sabbat, descanso, reflexión, misticismo, exigencia, disciplina, perfeccionismo, intelectual, soledad, seriedad, sabiduría, fidelidad, rigidez, sentido estético, religiosidad.
Clasificación:
Masculino, yang, interior, aire.
Figura:
            Arbol de la Vida:
Netzah
(Victoria)
Sabiduría y Trascendencia:
El 7 busca dar la respuesta clave a los interrogantes sobre la existencia y a descubrir las verdades más elevadas. Es un número sagrado que ha sido reverenciado por diferentes culturas como la egipcia, china, hebrea, griega e hindú, entre otras, representando así los diferentes movimientos místicos y la iniciación a la realidad superior. Es un número indivisible y la unión del 3+4, lo que representa el vínculo entre lo humano y lo divino.

Por su capacidad intelectual y mística se convierte en un personaje enigmático, solitario, aislado, poco comunicativo, seco y distante frente a los demás. Siempre está en la búsqueda de la perfección, tanto propia como de quienes le rodean y el medio en el que se desenvuelve.

No soporta la mediocridad, la vulgaridad y la falta de estética en su vida. Puede correr el riesgo de autodestruirse por depresiones que nacen de su búsqueda obsesiva de la perfección.

Representa:
  • Las 7 leyes herméticas
  • Los 7 sacramentos, virtudes teologales, pecados capitales y los sellos del Apocalipsis de la religión católica.
  • La flor de loto con sus 7 pétalos simbolizan las enseñanzas de Buda.
  • Las 7 notas musicales.
  • Los 7 colores del Arcoiris.
  • Las 7 maravillas del mundo.
  • La creación del mundo en 7 días.
Fortalezas:
Reflexión, estudio, meditación.
Orientaciones:
Sentido de la observación, disciplina interior, perfeccionismo.

8
Grafismo:
Las energías circulan en él como dentro de un reloj de arena, con el riesgo de bloquearse en el centro, lugar del plexo solar y las emociones. La curva superior representa el mundo de la mente y el espíritu; la curva inferior representa la estructura de base y el nivel material.
Palabras Clave:
Circulación de energías, el Caduceo (símbolo de Hermes), tierra, talentos, justicia, poder material, poder psíquico, dinero, mando, dominio, creatividad, sexualidad, ambición, audacia, coraje, poder de alquimia.
Clasificación:
Femenino, yin, tierra, exterior.
Figura:

           Arbol de la Vida:
Hod
(Gloria, esplendor, manifestación de la inteligencia perfecta)
Justicia y Equilibrio:
Es un número que representa la justicia y el equilibrio pues cuando se divide por mitad da como resultado 4 y este, a su vez, al volverlo a dividir da como resultado 2. Simboliza la Ley de Causa y Efecto, la cual se produce en forma infinita (si el 8 se inclina representa precisamente el símbolo de infinito).

Este número está vinculado a la Parábola de los Talentos y por ello la casa que rige representa las cualidades que se poseen para transformar la tierra, mas esto tan sólo depende del manejo que se le de al libre albedrío. Es un número de poder psíquico, mental, físico y materia.



Aunque el 8 es un número femenino, posee varias características masculinas que lo hacen complejo. Es audaz, combativo, exigente, estratega, líder y crítico. Y a su vez ordena, consolida, siempre está estructurando de la mejor manera posible su entorno, y protege y gestiona cualquier objetivo que se ha planteado.

Es directo, comprometido, no admite concesiones, le gusta dominar y ejercer el mando para crear y realizar lo que se haya propuesto. Es un juez exigente, incluso consigo mismo. Su apariencia de dureza se desvanece por su fragilidad interior, sus sentimientos y sus afectos. Es bastante generoso y protector.

Su verbo es “Equilibrar” las energías espirituales y las materiales, y esto es precisamente lo que simboliza el Caduceo de Hermes.
Fortalezas:
Energía, control, poder.
Orientaciones:
Producción, perseverancia, solidez.

9
Grafismo:
Está formado únicamente por una curva que se envuelve en sí misma, al igual que el 6, evocando la predominancia de las relaciones con aspectos sensibles y receptivos. Sin embargo, la diferencia radica en que el 9 pone todas sus energías a nivel de la cabeza, de la mente. La poca estabilidad que tiene en su base indica un desequilibrio entre su ideal, su imaginación y sus sueños frente a la dificultad de transformarlos en algo concreto.
Palabras Clave:
Sabiduría, apertura de conciencia, misticismo, imaginación, creatividad, sensibilidad, ideal, amor universal, humanismo, compasión, servicio, generosidad, libertad, intuición, canal cósmico.
Clasificación:
Masculino, yang, interior, fuego.
Figura:
            Arbol de la Vida:
Yesod
(Fundamento, Tierra)
Servicio y Liberación:
Este número representa la culminación de los esfuerzos y propone una mirada más amplia al futuro para el ingreso a un ciclo superior. En él converge toda la experiencia y sabiduría de los números anteriores y propone ir más allá de los límites hasta el momento establecidos.

El 9 es el número de apertura de la mente y del espíritu, altruista, con vocación humanitaria, siempre en busca de auxiliar a quienes lo necesitan. Es sensible, receptivo y reflexivo.

El 9 es el resultado de 3*3 y por ende se representa con 3 triángulos perfectamente encajados que dan como resultado una estrella de 9 puntas. Esta representación significa que puede transmutar su poder de creatividad, su sensibilidad artística y sus dones de comunicación con los mundos superiores, con lo No-manifestado y las energías cósmicas.

Cualquier número que se multiplique por 9 da como resultado una cifra que al reducir sus dígitos nuevamente retornan al nueve:

9*2 = 18 = 1+8 = 9
9*3 = 27 = 2+7 = 9
9*5 = 45= 4+5 = 9, etc.

Así mismo, cualquier número que sea sumado al nueve permanece sin alteración alguna:

9+8 = 17 = 1+8 = 8
9+4 = 13 = 1+3 = 4
3.558 + 9 = 3.567
(La reducción de 3.558 es 3+5+5+8 = 21 = 3)
(La reducción de 3.567 es 3+5+6+7 = 21 = 3)

También si se mira la suma de todos los números del 1 al 9 da como resultado un múltiplo de 9:

1+2+3+4+5+6+7+8+9 = 45 = 4+5 = 9

Es por esta razón que al 9 se le considera como el más estable y respetuoso de todos los números primos, e incluso el más poderoso pues es indestructible; es el número de gran poder que se relaciona con lo terrenal, así como con todo lo oculto.
Fortalezas:
Ideal, vocación social y humanitaria, apertura a los grupos.
Orientaciones:
 
Intuición, sensibilidad, sabiduría. 

La Numerología como estudio

"El mundo está construido por el poder de los números", Pitágoras

Para entender la numerología, tal y como la conocemos, se hace necesario hacer un acercamiento a Pitágoras y su filosofía, pues fue quien introdujo a occidente esta dialéctica que estudia los números para dar una explicación profunda al desarrollo de las leyes naturales, la sociedad y el ser humano. 

Cabe anotar que desde la Antigua Grecia hasta el Renacimiento se hizo una clasificación de las diferentes artes liberales (ciencias) que hasta entonces se desarrollaron: Quatrivium se denominaban aquellos Saberes exactos en los que se encontraban la geometría, la aritmética, la música y la astrología (fue hasta el siglo XVII, época que surgió el pensamiento de la “ciencia pura” cuando la astrología cayó en el oscurantismo y se dio origen a la astronomía), y Trivium se le denominaba a los Saberes humanos entre los que se encontraba la gramática, la dialéctica y la retórica. 
No obstante muchos de estos saberes fueron desarrollados por quienes tenían mayor acceso a los conocimientos: los mismos sacerdotes, magos y brujos de las diferentes culturas; fue así que todas estas artes tuvieron inicialmente una estrecha vinculación religiosa o divina en busca de la explicación de las leyes universales y el origen del universo. 


Con cada adelanto que se lograba tener en la aritmética, la geometría, la astrología y la música, no sólo se lograban perfeccionar entre sí sino que también se fomentaban los avances de la gramática, se sentaban las bases de la dialéctica y se construían nuevas y más profundas retóricas. Teniendo un especial énfasis la astrología pues fue gracias a ella que el conocimiento matemático fue ampliándose. 
Pitágoras de Samos, quien vivió entre los años 580- 500 a . C., no fue la excepción a esta norma. Durante su vida se formó como sacerdote egipcio, pues había abandonado su ciudad natal en busca del conocimiento, y pasó por todas las pruebas secretas y costumbres religiosas que todo iniciado en el templo egipcio debía seguir. Luego, cuando el rey persa Cambises invadió a Egipto, Pitágoras fue hecho prisionero y deportado a Babilonia donde, al tiempo que era instruido en los ritos sagrados del lugar, perfeccionó sus conocimientos en astrología, geometría y matemáticas. También tuvo influencia durante su vida de los rabinos hebreos y los brahmanes de la India , así como de la religión de Zoroastro, razón por la que se introdujo en la noción del dualismo: es decir, la existencia de dos dioses y la división entre el cielo y el infierno, por un mago llamado Záratras. 

Muchas de las costumbres que conoció Pitágoras entre los sacerdotes egipcios y babilonios, así como la influencia de la religión de Zoroastro, entre otras, fueron estrictamente implementadas en lo que sería su propia sociedad secreta que nació en Crotona, la cual se caracterizó por la mística y la filosofía, con algo de trasfondo político en el que no se hacía distinción de clases ni género: los pitagóricos. 

El cimiento de la filosofía de Pitágoras era la inmortalidad y la idea de la reencarnación. El maestro, como lo llamaban sus seguidores, desarrollaba la teoría matemática y su empleo a la conducta y a la interpretación de la realidad. Los pitagóricos dedicaban buena parte de su tiempo de investigación a la teoría y a los principios básicos de las matemáticas, en el que examinaban las características y cualidades de los números y los interpretaban analógica y simbólicamente. 

En definitiva, la formación que tuvo Pitágoras durante su vida y la investigación que realizó acerca de los números lo llevó a tener la plena certeza de que éstos poseían un trasfondo mucho más profundo y complejo de lo que develaba su grafismo. Afirmaba que los números, utilizados para representar cifras y valores netamente matemáticos, estaban separados de las cualidades y características verdaderas que representan y operan en el plano espiritual. 

Para Pitágoras la esencia del número era preconcebida a cualquier cuerpo tridimensional, por lo que tiene un origen divino, de lo que derivó sus principales premisas: “Dios geometriza” y “Todo es número”. Fue así que el maestro se dedicó a explicar el origen del cosmos, tomando como base el principio de que el universo, en su totalidad, estaba sujeto a ciclos progresivos y predecibles que podían medirse con los números del uno al nueve. 

En cuanto a la astrología, los pitagóricos fueron los primeros en considerar que la tierra, junto con los otros planetas, giraba alrededor del sol; e interpretaron el orden del cosmos como cuerpos moviéndose en forma armoniosa de acuerdo a un guión numérico, en el que los cuerpos celestes estaban separados unos de otros por intervalos correspondientes a longitudes de cuerdas armónicas, cuyo movimiento generaba una vibración, lo que hacia que en la tierra se produjeran los ciclos y fenómenos naturales; a este movimiento se le denominó la armonía o música de las esferas. 

Así mismo, Pitágoras afirmó que la música de las esferas no sólo era la causa de la existencia de las leyes naturales sino que ésta también tenían una resonancia y sincronicidad en el carácter y destino de un individuo en su momento de nacimiento, pueséste llevaría consigo una resonancia especial que le había sido depositada en ese preciso instante. 

Para Pitágoras, no sólo la música de las esferas servirían de guía para entender y concretar las características de un ser humano; pues también los sonidos del entorno, la música y las palabras influirían con sus vibraciones, depositando así otras características al individuo; es así que las palabras también se pueden medir con la frecuencia numérica y, por lo tanto, a través de ellas se logra hallar una mayor información sobre el carácter del individuo. 

Pitágoras entendió, por la tanto, a la música como el nexo de unión entre el hombre y el cosmos, por lo que dedicó gran cantidad de su tiempo, junto con sus seguidores, a la investigación y estudio de los pilares matemáticos de este arte. En sus observaciones halló la relación entre las series 1, 2, 3, 4 llamadas actualmente la media armónica y la progresión armónica. 

Este descubrimiento llevó a Pitágoras no sólo a tener un reconocimiento como virtuoso de la música, sino que también lo llevó a profundizar en la utilización de este arte como herramienta para purificar el alma y sanar el cuerpo físico de quienes lo necesitaban; práctica que los sacerdotes y brujos antiguos utilizaban con anterioridad. Cabe recordar que fue Pitágoras quien sentó la base de un nuevo concepto de salud en el que se contemplaba la armonía entre el cuerpo físico y el psíquico al mismo tiempo. 

Para el filósofo y sus seguidores el número cuatro era sagrado y lo denominaban Tetraktys; es indudable que Pitágoras era conciente de la importancia que tuvo para el hombre el desarrollar un sistema numérico que le ayudara a reconocer grupos mayores a 4 objetos y medir los ciclos de la naturaleza, y fue esta la razón por la que afirmaba que el pensamiento humano sólo era capaz de percibir y por sí mismo no podía crear. 

Y aunque el cuatro era el número sagrado, para el maestro el número diez era el más perfecto. Pues si se suman los cuatro primeros enteros dan como resultado a este número: 1+2+3+4=10. Si se suman ambos dígitos: 1+0=1; es decir, que el resultado es el origen y el fin de todas las cosas. 

Fue de esta manera que se cimentaron las bases teóricas en el complejo estudio de lo que actualmente llamamos numerología occidental. Mas Pitágoras no fue el único en profundizar en el significado oculto de las cifras; también lo hicieron los hebreos, los egipcios, los hindúes y los esenios, entre otros, muchos de los cuales Pitágoras profundizó y se fundamentó para su propio estudio e investigación. Actualmente en occidente, los sistemas más aceptados en son: el pitagórico y la denominada Gematría, que proviene de los hebreos. 

Aunque las dos ramas numerológicas tienen puntos de partida en común, la Gematría , proveniente de la corriente hebrea, se usa fundamentalmente para el estudio de las Escrituras Sagradas. Ésta tiene como base el valor numérico de cada uno de los 22 caracteres del alfabeto hebreo, los cuales simbolizan tres cosas diferentes: una letra o jeroglífico, un valor correspondiente de acuerdo al lugar que ocupa en la serie y una idea.
En su estudio, se realiza la suma de los valores de los caracteres que componen una palabra y, al compararla con otra palabra de diferente gramática, si da el mismo valor se percibe la existencia de una analogía entre ellas y se considera que necesariamente existe una conexión. De esta forma los números también se conocen como símbolos de ciertas cosas. Este método no sólo se usa con las palabras sino también con las frases. 

Un ejemplo de Gematría es el nombre del Arcángel MTTRVN, Metatrón y el nombre de la Deidad ShDI , Shaddai, ambos suman 314. Por lo tanto, uno se toma como símbolo del otro. 

Indudablemente la Gematría merece una explicación más detallada. Sin embargo, inicialmente iremos profundizando en la numerología pitagórica, pues es la que nos interesa para conocer profundamente al ser humano a través de las características y cualidades que las vibraciones numéricas nos aportan, como una base de auto conocimiento para un mejor desarrollo de nuestras capacidades y cualidades. 

Por último, cabe resaltar que a pesar de que la grafología de los números, en la época en que el estudio numerológico tuvo sus inicios, no coincidía con el significado profundo que cada número contenía, la grafología que conocemos actualmente fue originaria de la India , lugar en el que se estudiaron los trazos de cada número para que simbólicamente llegasen a representar su profundo significado.